BLOG / NOVEDADES

ARISTÓBLULO DEL VALLE 5125, VILLA BALLESTER

17/02/2015 00:00

El convenio para la mejor solución

Conseguir un espacio correcto para desarrollar un instituto no es una tarea sencilla, especialmente un instituto como el nuestro en los que no solo hay aulas sino también talleres en donde se encuentran motores, chasis, y toda clase de herramientas para trabajar de forma práctica.

Conseguir un espacio correcto para desarrollar un instituto no es una tarea sencilla, especialmente un instituto como el nuestro en los que no solo hay aulas sino también talleres en donde se encuentran motores, chasis, y toda clase de herramientas para trabajar de forma práctica. Por ese motivo, cuando se encuentra el lugar ideal no hay que dejar pasar la oportunidad.

Eso es lo que pasó con el lugar en donde hoy se encuentra nuestro Instituto Tecnológico de Motores. Encontramos ese edifico que parecía ser perfecto porque tenía los ambientes que necesitábamos, se podía modificar para adaptarlo para nuestras clases y estaba bien ubicado. Sin embargo, había un problema; no teníamos garantía en ese momento.

Teníamos que mudarnos con urgencia pero era imposible encontrar a alguien que nos saliera de garante para este proyecto. En ese momento nos sentimos desanimados hasta que todo cambió imprevistamente cuando conocimos lo que eran los seguros de caución. Los directivos de ITM nos acercamos hasta las oficinas de OPC para obtener más detalles sobre estos seguros para alquilar.

En la reunión con el representante de OPC, nos contó que tenían un seguro para alquileres enfocado especialmente en bienes inmuebles con fines de comerciales. Le contamos de nuestro proyecto y de la necesidad de este seguro. Como podíamos afrontar los costos del seguro, le pedimos que nos contara qué necesitábamos para obtenerlo (esencialmente todo se relacionaba con la demostración de ingresos).

Una vez que obtuvimos el seguro pudimos comenzar a hacer los trámites para alquilar el espacio que habíamos elegido. Todo sucedió mucho más rápido de lo que esperábamos, por lo que estábamos felices. ¡Al fin conseguimos el lugar que ITM se merecía!

La mudanza fue toda una obra inmensa, pero con la ayuda de todo el equipo del instituto, además de una mudadora experta en maquinaria, logramos hacerla en un día. Lo más trabajoso fue instalar y acomodar todo en nuestro nuevo instituto. Ahora estamos muy felices de tener el lugar que el equipo de trabajo y los estudiantes necesitan gracias a OPC.


 

VER OTRAS NOVEDADES